viernes, 21 de mayo de 2010

El traje del muerto, de Joe Hill


El Traje del Muerto es la primera novela del escritor Joe Hill, cuyo verdadero nombre es Joseph Hillstrom King, es hijo del famoso escritor Stephen King.
De esta obra se ha dicho que marca una nueva forma de entender el terror. Aclamada fervientemente por la crítica, la novela alcanzó los primeros puestos de la selección de best-sellers de The New York Times y ha sido galardonada con el Bram Stoker Award 2007.
Por lo visto, el libro va a ser llevado al cine por la Warner Bros, que contara con el director Neil Jordan y con Russell Crowe y Cristina Ricci como protagonistas principales.
"Una estrella de rock excéntrica, una novia gótica y sensual, un secretario enamorado de su jefe, un fantasma del que no pueden escapar y una historia que jamás olvidarás." Esto es lo que se puede leer en la contraportada del libro.

Argumento:
Judas Coyne (Jude) es una estrella de rock retirada que se divierte coleccionando objetos que cualquier persona consideraría desagradables (como una película porno en la que asfixiaron a una chica). Decide comprar en Internet el fantasma de un hombre muerto y cuando recibe una extraña caja, que contiene el traje del muerto, empieza la pesadilla. El espectro, Craddock McDermott, está en todas partes, y sólo quiere venganza.
Junto a la chica que en ese momento vive con él, Marybeth (aunque Jude la llama Georgia), emprende un viaje en busca de respuestas y en el que ambos se reconciliaran con su pasado. Acompañados siempre del fantasma, que les hará la vida imposible.


El libro es bueno, siempre que te gusten las historias de corte sobrenatural. Se hace algo pesado en algunas partes, pero es fácil de leer en general. Los personajes están bien definidos y lo más destacable es el profundo cambio que experimentan al final. La historia toma giros inesperados, de los que hacen que no puedas dejar de leerlo hasta saber cuál es realmente la verdad oculta en la venganza del fantasma y averiguar quién es el malo de la historia.

1 comentario:

Bea dijo...

Prometo que empezaré comprándoselo a mi madre, continuaré leyéndolo en verano (si tengo tiempo, que supongo que sí si no es excesivamente largo), y acabaremos comentándolo. No leo el argumento porque prefiero las sorpresas.